EL PRIMER ANUNCIO DE LA HISTORIA.
El anuncio más antiguo de que se tiene constancia está contenido en un papiro escrito alrededor del año 3000 antes de Cristo, que fue encontrado entre las ruinas de la ciudad egipcia de Tebas y hoy se conserva en el British Museum de Londres.

El documento fue escrito por un comerciante que denuncia la huida de uno de sus esclavos. En él, se ofrece una recompensa de una moneda de oro a quien lo encuentre y «lo devuelva a la tienda de Hapú, el tejedor, donde se tejen las más hermosas telas al gusto de cada uno»

pergamino